Caso práctico de optimización de contenidos

Ya sabéis que una de las pasiones que tenemos en Escurçó es el contenido, y en especial todo lo que relacionado con la optimización del mismo. Ya os hemos hablado muchas veces sobre estos temas, tanto Gemma con estrategias de contenidos exitosas, como yo mismo con visiones más «ejemplarizantes» argumentando que los contenidos por si solos no son la panacea.

Pero el feedback en muchas de estas entradas siempre ha sido que todo esto está muy bien, pero que era necesario algún caso de estudio o demostración de como funciona una buena optimización de contenidos, como la planteamos nosotros, y ante todo, los efectos que tiene en el posicionamiento.

¡Vamos a ello! ¡Que emoción!

¿Que es la optimización de contenidos?

Seguro que en la red hay muchas mejores y más concretas entradas que tratan sobre la optimización de contenidos, y por supuesto mucho mejores que esta pequeña entrada modesta en nuestro humilde blog, pero lo cierto es que hay que empezar por hacernos esta pregunta.

Para nosotros, la optimización de contenidos es una parte más de todo el trabajo SEO que se realiza a diario en un proyecto, pero si es cierto que le tenemos especial cariño y devoción, porque al contrario que el linkbuilding puro y duro, la optimización de contenidos comporta resultados inmediatos, y de esta forma, podemos calmar nuestra ansia SEO más rápido, verificando si lo hemos hecho bien o mal.

También, porque es una de aquellas cosas que no puedes automatizar, ni tampoco delegar, ni es fácil. Es uno de aquellos aspectos dónde se demuestra si eres un buen artesano del SEO o no.

Como buenas personas de letras, concebimos esta optimización como un punto medio entre hablarle a un algoritmo y hablarle a un usuario.

Muchas veces vemos verdaderas atrocidades, entradas de más de 2000 palabras en las que no se dice nada, solamente para poder estar mejor ranqueado, y los autores de esos blogs no se dan cuenta que a veces con unas 500-600 palabras puedes conseguir buenos resultados si sabes tocar las teclas concretas, y que con 2000 solo haces que el visitante se marche corriendo.

Los 10 puntos infalibles para optimizar tu contenido

De verdad, si encuentras alguna entrada de este tipo, desconfia, porque a parte de conseguir tu click y tu visita, poco te va a aportar. Nuestra experiencia nos ha demostrado que la optimización de contenidos, por más que nos vendan lo contrario, es un trabajo muy artesanal, y que a final cada artesano tiene su forma de trabajar.

Nosotros nos sentimos muy cómodos con todo lo que relacionado con la semántica, las relaciones de palabras, las combinaciones, las frases cortas o largas, los encabezados, párrafos, organización de los títulos y los contenidos en si… vamos… todo un mundo no resumible en 10 pasos definitivos.

Por eso, se nos hace especialmente complejo decir cuales son los 10 puntos concretos, o los 10 más importantes: un poco de aquí y un poco de allá.

«Moderata durant» que para los que no tenéis la suerte de ser de letras, vendría a ser: «Las cosas hechas con moderación duran más».

Ya sabéis que a nosotros nos gusta el término «artesano» para referirnos a lo que hacemos, porque al final, te dan un texto, y solo verlo ya sabes hasta que punto vas a poder exprimir la optimización o simplemente es mejor redactar todo un contenido nuevo.

O por el contrario, te dan un tema para posicionar y ya le estás dando vueltas y vueltas para ver como enfocarlo, analizas palabras, competidores, repasas apuntes, y al final te lias y después vuelves a escribir, quitas, pones… un trabajo de mucho esfuerzo y dedicación, que no entiende de «10 puntos»

Como buen blog corporativo, ya sabéis que estaremos encantados de redactar textos optimizados para vosotros, o incluso ocuparnos de vuestro blog, aunque también nos divertimos especialmente si nos dais un texto a optimizar. En fin, que ya sabes, ponte en contacto y ya tal.

Un caso real de optimización de contenidos

Pero vamos, que al final es mejor un buen ejemplo de lo que hacemos que no tanta palabrería, que seguro queréis ver cosillas, el «secreto«.

Aunque es complicado enseñar un caso concreto, más bien os explicaremos una experiencia así en genérico.

Con la situación del coronavirus una clienta nos llamó, después de preguntarnos por la familia y unos minutos musicales hablando en general de la vida (si, cuando hay buen rollo con un cliente, lo hay, que queréis que os diga), me explicó que tenía una web abandonada, de una empresa secundaria, y que quería aprovechar el teletrabajo para darle una vuelta.

La clienta lo primero que hizo ante mi silencio al conocer el nicho, fue reírse y tranquilizarme, en ningún caso quería un resultado inmediato ni tampoco tenía una obsesión con palabras clave concretas, pero lo cierto es que me propuso mirar de optimizar una página que ya estaba construida.

Analizando el nicho y la competencia

Como siempre, nos zambullimos en la competencia y en ver las relaciones semánticas que Google utilizaba con ese nicho, después de una buena jornada dedicados a ellos, empezamos a intuir por dónde iban los tiros.

Si, la competencia era bastante alta.

Empezamos a construir una buena estrategia de contenidos, optimizando al máximo lo que ya estaba redactado. Sinceramente pensábamos que no tendríamos demasiado éxito, pero como tampoco nos habían pedido resultados muy inmediatos nos lo tomamos con bastante calma.

Hay que añadir que la web aunque con algo de antigüedad tenía una autoridad más bien baja, y unas 3-4 visitas diarias, algún día un pico de 20. Poca cosa.

Así, con entradas de unas 500-600 palabras pero trabajadas a cada frase, decidimos entrar en uno de los sectores más competitivos.

Propuesta de palabras clave

Al final decidimos centrarnos en unas 11 palabras clave, no tanto para posicionarlas todas, más bien para ver como estábamos de acertados en nuestras propuestas de contenidos, y a partir de ahí ir mejorando.

La clienta, como siempre, ni se molestó en verificarnos las palabras, confianza total en nosotros, ella solo se ocuparía de ver las estadísticas de leads y como recuperaba la inversión realizada, lo demás cosas nuestras.

La propuesta fue:

  • 11 palabras clave.
  • Principal gorda de 15k búsquedas, las demás de 9k a 900 mensuales.
  • Geolocalizado todo en España.
  • Partir del contenido que ya tenía la web.
  • No hacer linkbuilding.

Resultados en 24h

¿Que título más atractivo eh? Pues no, no tardamos 24h, tardó una semana casi completa y las uñas de mis dos manos. Porque en este caso concreto, el robot de Google tardó dios y ayuda en pasar por la web de nuevo, al no tener demasiada autoridad.

Si, el SEO es lento, requiere de sus tiempos, y quien mucho corre acaba metiéndose una buena hostia, en cambio, quien deja trabajar con tranquilidad, acaba teniendo mejores resultados.

Pero bien, la sorpresa fue mayúscula, porque la palabra clave principal, con cerca de 15k búsquedas, se coló en el TOP10 de golpe:

Nota: en verdad no fue en el top10, fue en posición 11, pero vamos, flipamos igual.

La cosa es que como podéis ver en el gráfico, si hubo una pequeña bajada posterior, pero a mediados de mayo conseguimos volverla a subir.

¿Como? Pues volviendo a optimizar un poco más el texto, y viendo que funcionaba mejor y que peor, lo de siempre: artesanía SEO.

Resultados generales

En este caso, acabamos trabajamos lo que vendrían a ser 11 palabras clave. Y los resultados agregados fueron espectaculares:

Este gráfico muestra la media de posiciones de esas 11 palabras.

El truco de posicionar sin tráfico

Pero espera, ¿no estarás haciendo como esos SEO tan chulos de los vídeos que te ranquean en primera posición algo, pero luego descubres que no tiene nada de tráfico?

Veamos un gráfico del tráfico:

De 0 a tráfico residual pero constante diario, y algunos puntitos de buen tráfico puntuales. Bien.

¿Poca cosa? Bienvenidos al SEO real! Si, ese que te consigue tráfico en pocos días ¡pero no con cifras espectaculares!

Situación actual

A día de hoy, 5 de junio de 2020, esas 11 palabras están de esta manera:

 

Objetivos cumplidos

Una de las cosas que nos diferencia de otros vende humos, es que en todo proyecto montamos un sistema estadístico muy simple, intuitivo pero clara, para valorar que tal funciona el SEO.

De esta manera el cliente puede saber perfectamente que le está reportando el SEO, y por tanto ajustar sus presupuestos.

En este caso, el cliente ha obtenido 17 leads durante el trabajo realizado. luego que cierren o no tratos ya es cosa suya.

El SEO y en concreto el SEO de Escurçó, le ha proporciona 17 potenciales clientes, que es como nos gusta decirlo a nosotros.

¿Y ahora que?

Pues ahora haremos lo que la clienta quiera, porqué ella es quien debe decidir si quiere invertir en SEO puro y duro, y por tanto empezar a trabajar el linkbuilding y mil cosillas más para mejorar las posiciones, o prefiere dejarlo así.

¿Clienta contenta?

Si, bastante, para no estarlo. Con dos leads ya recuperó inversión con nosotros, y lo demás beneficios.

Para ser sinceros, nos dinos cuenta de que había pasado el robot por la web por un mensaje de la clienta, que nos pasaba un audio del responsable comercial, dónde le decía que estaban entrando consultas desde la web, y que quizá eso del SEO no era tan mala idea.

Conclusiones

La primera y más importante: déjate de historias y ponte en contacto con nosotros, danos tu pasta y nosotros nos encargamos de todo —> contacto.

Es broma… o no tanto 😉 😉

La cosa es que con la optimización de contenidos se puede posicionar y conseguir buenos resultados si se hace de forma correcta y bien trabajada. Que poner X veces una palabra clave funcionaba muy bien en el 2008, pero ahora todo es diferente.

En este mundo de continuos updates de algoritmo, y en el que tienes tantos «manuales definitivos» para saber posicionar rápidamente, o te gastas un pastón en reseñas, confiar en un artesano SEO, dejarle hacer y que te mime un proyecto puede reportarte mejores resultados a mejor precio.

También que el SEO no es mágico, y que a veces tienes proyectos que te salen bien en pocas semanas, y otros que tiene que estar dándole a la piedra durante meses, aquí es importante la confianza que tengas en la persona, y ante todo, que el SEO no te venda humo.

Como siempre decimos en Escurçó:

«Esto es lo que somos y esto es lo que hay»

¡Espero que os haya gustado! ¡No olvidéis suscribiros a nuestra newsletter (tenéis el formulario abajo de la entrada), en el momento de escribir esta entrada molongui tenemos 2 fabulosos y valientes suscriptores! El tercero espero que seas tu!

Extra: ¿esta entrada está optimizada?

Una entrada de 1625 palabras, con sus H2, negritas, capturas… algunas palabras clave por medio… uhmmmm….. escurçons… vosotros me la estáis colando… habéis optimizado para alguna keywords y conseguir pastarrufa y leads ¿verdad?

Ni afirmamos ni desmentimos, pero te devolvemos la pregunta: ¿como has llegado hasta aquí?… ahà!



Antoni

Persona de letras en un mundo de ciencias. Siempre buscando la perspectiva humanista de las cosas. Un día descubrí el SEO y ya no me pude desenganchar de él, para bien o para mal :)